martes, 27 de julio de 2010

Caminata suave después de la comida



Un pequeño consejo de salud muy sencillo: siempre que se pueda, de una corta caminata suave (5-10 minutos) justo después de una comida. No es para ejercitar el cuerpo, más bien para agilizar la digestión.

La caminata moviliza los músculos del abdomen suavemente con cada paso, lo que a su vez moviliza todo el aparato digestivo y mejora la circulación sanguínea en él.

Con el ajoro de la mañana o estando en el trabajo al mediodía muchos no podrán hacer esto si no es en la tarde. Pero tal vez es a esa hora que más necesitaremos ese estímulo.

Escoja un lugar agradable y no olvide que la caminata no es por motivos de ejercicio, es para relajar la mente y ayudar el sistema digestivo con un movimiento que trabaja como un masaje.

Hombros tensos e inmóviles

Es sorprendente la cantidad de gente que tiene hombros tensos y con poca movilidad. La cantidad es realmente inmensa. La gente no conoce lo complejo que es el hombro y sólo lo ven como una parte del cuerpo sencilla que no se le debe prestar importancia.

Pero no es culpa de la gente, la información correcta muchas veces no llega a ellos, más bien la incompleta o incorrecta. Por ejemplo, cuando entras en el mundo del fitness y la salud, encuentras que también hay gran desconocimiento. Con frecuencia la gente con algo de conciencia de salud o adentrado dentro de la subcultura del fisiculturismo, sólo ven el hombro bajo un aspecto simplista. Para ellos el hombro es simplemente el deltoide (el músculo de 3 cabezas que está al lado del pecho) y la articulación que este arropa.



Pero en la realidad el hombro es llamado por la gente dentro de la disciplina científica biomecánica, como el complejo del hombro. Esto porque no es una la articulación responsable del movimiento de ese extremo del cuerpo sino cuatro.



Y debe existir un balance delicado de fuerzas coordinadas entre estas articulaciones y los músculos que las gobiernan para que el hombro retenga de por vida su juventud y movilidad. Pero con frecuencia los malos hábitos creados por la cultura moderna tan sedentaria que daña la postura, la falta de balance dentro del ejercicio en la zona y también años acumulados con golpes de carácter emocional, terminan afectando la armonía que se supone que mantengan nuestros hombros.

Puede que se sorprenda de ver eso de golpes emocionales como un factor que afecte la postura y los hombros, pero no debe sorprenderse. Hay evidencia científica que apunta a que mientras más frustraciones no manejemos, mas cambios negativos sufre el sistema músculo-esqueletal. Recuerde que después de todo la mente manda.

Los chinos solían decir que las piernas envejecen antes que el resto del cuerpo (esto por la mala circulación que muchos suelen tener allí). Ahora bien, yo pondría el hombro en segundo lugar, dado que la tensión que afecta nuestra mente casi siempre termina desembocando en los hombros y haciéndolos inmóviles.

La buena noticia es que usted puede empezar a cambiar esos hombros inmóviles (si es que los tiene) haciendo unos ejercicios extremadamente sencillos. No necesita más que una pieza de equipo doméstica, que - en estos días de precios inflados en todo - no sigue costando más de unos .99 centavos: un palo de escoba.

Simplemente vea el video abajo y empieza a hacer los 3 ejercicios todos los días. Tal vez cada uno por unas 10-15 repeticiones. Eso no tardará más de 5 minutos. En algunos casos que la tensión sea bastante fuerte (como resultado de algún accidente o porque por ejercicio sus músculos tengan mucha tensión) puede que tenga que hacer más. Pero cuidado si siente dolor intenso. Preste atención a su cuerpo.


video

martes, 20 de julio de 2010

Mejor salud con agua fría



Una modalidad de terapia natural y extremadamente beneficiosa para la salud general lo es la hidroterapia. Es simplemente terapias a base de agua lo que crea ciertos cambios en el organismo como una respuesta al estímulo.
Con frecuencia la gente que conoce algo de la hidroterapia se complica la vida pensando que no puede hacerse una terapia efectiva con agua si no es con mangueras o bañeras especiales o gente que suministre la terapia, etc.
La verdad es que la hidroterapia más efectiva es la más sencilla. Tírese a un río de agua fría y verá como esto trabaja como un tónico excelente para la salud.

Si quiere mejor salud intente una ducha fría por las mañanas. La baja temperatura ayuda a estimular las defensas y aumenta la producción de glóbulos blancos en la sangre. Tendrá mejor resistencia a la gripe, resfriados o el asma.
Entre las muchas cosas que se consiguen con una ducha fría aquí hay 3:
1. Conseguirás sentir tus piernas más ligeras y descansadas. Cuando tomas un baño con agua caliente tus venas se dilatan así que si lo haces con agua fría pasará todo lo contrario. Las venas se contraen y se activa la circulación de la sangre. Recuerde que los problemas de circulación se destacan en las piernas gracias a la gravedad. El agua fría ayuda a evitar por esto las venas varicosas.

2. El agua fría tonifica y revitaliza los músculos. Al aumentar y favorecer la circulación sanguínea, el agua fría produce una mejor oxigenación de los músculos, consiguiendo aumentar su tonificación y revitalizándolos.


3. Tu piel estará mucho más tersa. Una ducha con agua caliente dilata  los poros y te ayuda a eliminar
toxinas, mientras que si utilizas agua fría en tus duchas tu piel se tersará automáticamente.


lunes, 19 de julio de 2010

Dos ejercicios abdominales con sentido

En mi primer post vimos algo acerca de la ineficacia de los ejercicios abdominales como herramienta para quemar grasa en la zona del abdomen. Y es que no hay forma de quemar grasa en sitio específico. Bueno, en realidad la hay. Hay algo así como una forma de quemar más grasa específicamente del abdomen, pero explicar el cómo y el por qué no es fácil, es algo complicado. Luego dedicaremos tiempo para eso.
Por ahora es suficiente saber que la dieta es el primer factor a mirar. Tampoco hemos mirado algo así como un plan de entrenamiento para ese fin. Todo eso lo veremos con el tiempo.

Quiero enfocarme hoy en dos ejercicios para la zona del abdomen. Ya que el pasado post fue acerca de lo inútil de los ejercicios abdominales tradicionales y de los aparatos comerciales para esto, con este post quiero dejar en claro que no considero que el ejercicio abdominal sea totalmente inútil. Lo que pasa es que la gente suele hacer ejercicios sin saber qué función cumplen.

En el caso de los ejercicios tradicionales los considero casi inútiles. En realidad inútiles para la población general. Casi ningún ejercicio es enteramente inútil. La utilidad de un ejercicio depende de lo que queremos lograr y de quién lo desea lograr. Es decir, todo depende de las circunstancias. Y por eso mismo es que considero que los ejercicios abdominales tradicionales son inútiles para la población general teniendo en mente cuáles son las metas más comunes y las situaciones de la mayoría. Y teniendo también en mente el diseño de la faja abdominal.


El rectus abdominis (vea la imagen de arriba) es el músculo que crea lo que llamamos los abdominales. Cada segmento o cuadrito no es un músculo, sino que toda la banda lo es. Las divisiones (algunas como cuadros) se forman por tendones que cruzan longitudinalmente y una línea (línea alba) que cruza transversalmente el músculo. Longitudinalmente el recto abdominal tiene extremos en la pelvis y en la caja del tórax. Ahora bien, las otras líneas, las longitudinales son tendones que tienen la función de transmitir el torque o la fuerza generada por rotaciones o para impedir que se den rotaciones. Si, los abdominales tiene que ver con la rotación y con impedir que se de rotación del tronco del cuerpo.

Puede hacer el siguiente experimento: separe sus pies el doble del ancho de sus hombros. Desde esa base de soporte ancha doble ligeramente las rodillas. Pongas sus manos sobre las caderas. Dígale a alguien que venga frente a usted coloque sus manos sobre sus hombros e intente rotar su cuerpo horizontalmente. Si desea sentir sus abdominales impidiendo la rotación de forma más evidente aun, extienda ambos brazos frente a su pecho y una sus manos y dígale a la persona que intente usar los brazos como palancas para lograr la rotación.

Esos tendones que forman los curiosos abdominales son las vías por las cuales se canaliza ese torque.
Pero volviendo a lo que deseo mostrar hoy (porque no daré hoy los ejercicios de rotación o anti rotatorios), si miramos el recto abdominal vemos que conecta la pelvis con la caja torácica. No me gustan los crunches como ejercicio porque la gente lo que hace con cada crunch es que acercan el esternón a la pelvis, esto cientos de veces porque lo que se dice por allí es que hay que hacer cientos, y no vemos que estamos entrenando el cuerpo a jorobarse en postura en vez de a extenderse.

 

Tanta flexión de la columna tiende a estirar los ligamentos que mantienen la integridad de las vértebras y el resultado puede ser una hernia en un disco vertebral. O como quiera tanta flexión sumada a tanto tiempo sentado (como suele ser en estos días) y el sistema nervioso va ajustando la musculatura que mantiene la postura para adoptar una posición jorobada. ¡Haga mucho de los ejercicios abdominales tradicionales si quiere dolores de espalda y una postura terrible!



Los dos ejercicios abdominales que mostraré son para fortalecer funciones que son de ayuda en la vida real: fijar la pelvis y el tórax en la posición natural para proteger la espalda. Y estos ejercicios son la plancha y la plancha lateral.


Intente de 2 a 4 veces por semana hacer ambas posturas por 20-30 segundos, 2-3 veces descansando un minuto o un minuto y medio entre cada vez. Es decir, 2-3 sets de 20-30 segundos unas 2-4 veces por semana. Fortalecer el área abdominal de la forma correcta (o sea con estos ejercicios) es asegurar que en el futuro no se lastimara la espalda. Mientas más fuerte en estos ejercicios sea su abdomen, menos posibilidad de un disco vertebral herniado o de dolores y molestias en la espalda baja.
Las razones del por qué de esto son un montón de explicaciones tediosas, científicas y aburridas para muchos de ustedes, así que no las menciono.

Si quiere un reto, intente esa rutina que di para estos ejercicios y después en unos dos o tres meses intente hacer la plancha frontal por 2 minutos corridos, y la lateral de ambos lados por un minuto 30 segundos. Sólo recuerde que debe hacer siempre el ejercicio de forma correcta, no permita que su barriga o cadera cuelgue en ninguno de los dos, piense que es una tabla y manténgase recto.
Cuando logre esto tendrá una faja abdominal fuerte y una mejor postura.

domingo, 18 de julio de 2010

Salga del engaño


Bienvenidos al blog salud superior. Como lo dice el nombre el tema de este sitio es la salud y el propósito lógicamente es poner al alcance de cuantos lleguen aquí información valiosa para mejorar y mantener la salud. La mejor salud posible. No obstante entraré en muchas ocasiones en tópicos que no se relacionan comúnmente con la salud, pero el tema del bienestar y del buen desempeño de la maquinaria humana es tan abarcante que se sí se verá que estos temas todos se relacionan.
Así con esta corta introducción, vamos a ponerle un poco de tono a todo esto dando una primera mirada a nuestros asuntos.
Y mi asunto de hoy lo son los ejercicios abdominales. Todos hemos visto en la televisión gran cantidad de aparatos ingeniosos, todos prometiendo esculpir la musculatura abdominal. En los anuncios de estas maquinas o aparatos suelen presentarse testimonios donde vemos personas gordas que luego se transforman en figuras esculpidas. Algunos de estos comerciales también dicen: “logre estos resultados con solo 7-10 minutos al día”

Ahora bien, que puedo decir yo de esto… Pues lo siguiente: ¡MENTIRA!
Todas esas máquinas basan su razón de ser en un error que se ha quedado en nuestras mentes por muchos años. Y el error es que para poder ver nuestra musculatura abdominal hay que hacer ejercicios que trabajen el área abdominal. Solemos pensar que la forma de hacer desaparecer la grasa que está allí es usando los músculos de la zona. Y eso es un disparate grandísimo. Y las compañías que venden estos aparatos se aprovechan de la ignorancia de la gente.
Solía trabajar en un gimnasio como entrenador y el lector tal vez no se imagine la cantidad de personas que se me acercaban preguntando cosas como: “que ejercicio puedo hacer para aquí”, y decían esto mientras se agarraban ya sea la barriga al frente o los llamados “love handles”, esos bultos de grasa justo arriba de la cadera. Y yo siempre intentaba dar una solución lógica y científica explicando primeramente porqué un ejercicio para x ó y área no funcionaría, etc., etc.…
Pero a la gente no le importa eso. Ellos sólo quieren un ejercicio para el chicho de grasa tan eminente que buscan desaparecer. Y tan pronto daba la espalda me daba cuenta que había desperdiciado mis palabras pues la gente seguía fanáticamente haciendo “situps” y “crunches”.
De allí en adelante preferí ser más tajante. Así que siempre que alguien me preguntaba: “me puedes sugerir un ejercicio para aquí”, yo sin mirar decía: “sí… dieta” y seguía caminando. Esto tampoco resolvió mucho, pero dejaron de preguntar sobre eso.
El punto es que es imposible bajar la grasa abdominal o de la cadera con abdominales. Es más, usted no puede bajar ninguna zona específica de su cuerpo de forma caprichosa usando ejercicios específicos. Es un disparate tan grande como decir que la tierra es plana.
Los músculos son alimentados por el torrente sanguíneo. El sistema circulatorio que alimenta los músculos no es algo segmentado, es una estructura general de todo el cuerpo. La grasa que cubre los abdominales no tiene conexión alguna con esos músculos, son un simple almacén. No están conectados.
La única forma de bajar esa grasa en la región abdominal es obligar al cuerpo a hacer uso de esas reservas, y esto es un proceso que envuelve hormonas específicas y un déficit en de las calorías que se consumen. En resumidas cuentas, todo esto es dieta. No sit ups o crunches o el ab rocket, ab swing, ab circle, abdominator, etc.
Ahora bien, se preguntará como manipular su dieta para hacer estas cosas. Bueno, esto es parte de las informaciones que veremos en la marcha. Pero por hoy baste el saber que usted no se debe esclavizar con ejercicios abdominales. Al menos no con los tradicionales ni con los aparatos de moda. Son una pérdida de tiempo, y en el caso de estos aparatos, tiempo y dinero.